En Stock

Miel Milflores (verano)

5.008.50

Procede de diversas flores, por lo que su aroma, sabor y color variará según la flor predominante. En este caso es la recolectada en verano, dentro de la diversidad de flores las mayortarias son: zarza, uña de gato, escobizo, malvas y un poco de mielato de carrasca.

Estado de la miel: líquida

Limpiar
SKU: N/D Categoría:

Descripción

La miel es producida por las abejas a partir del néctar de las flores o de ciertas partes de las plantas (mielatos) que son recogidas, transformadas y combinadas con otras sustancias, siendo almacenadas en los panales en donde se realiza el proceso de su maduración.

La miel es un alimento 100% natural no caduca nunca, al menos la miel encontrada en las tumbas de los faraones del antiguo Egipto conserva intactas sus virtudes. La solidificación del producto es muestra de su pureza y retorna al estado fluido inicial al calentarla al “baño maría”. Se tendrá en cuenta que al sobrepasar los 40º C, la miel comienza a perder propiedades y tanto mayor será la pérdida cuanto más tiempo y temperatura sufra la misma.

Por la acción del frío pueden aparecer manchas blanquecinas en la pared del bote. A este fenómeno se le denomina amarmolamiento de la miel y tiene su origen en diminutas partículas de aire que no pueden escapar tras la extracción. Esto es sinónimo de calidad y garantía de que la miel no ha sido sometida a proceso industrial ni calentada para su manipulación.

En su composición podemos destacar:

  • Un 18% aproximado de agua.
  • Un 80% de hidratos de carbono procedentes de sus azúcares: 38% de fructosa, 32% de glucosa, 5% de sacarosa, 7% de maltosa y el resto de isomaltosa, erlosa, rafinosa y otros.
  • Tiene sales minerales de fácil asimilación como: potasio, calcio, hierro, fósforo, magnesio, manganeso y cobre.
  • Contiene vitaminas A, C, D, E, K, y es rica en las del grupo B.
  • Es muy rica en enzimas: diastasa, amilasa, invertasa, catalasa, peroxidasa y lipasa y contiene ácidos orgánicos como: málico, vínico, cítrico, láctico, oxálico, fosfórico, acético y fórmico, al que se atribuyen sus propiedades antisépticas.

La miel posee actividad antibiótica natural gracias a unas sustancias llamadas inhibinas. Tal es su eficacia, que los microbios no sobreviven más de unas pocas horas en la miel. Sus efectos antibióticos  varían considerablemente  entre las mieles recolectadas de manera tradicional y las destinadas a la venta al por mayor, pues en este último caso sacrifican propiedades medicinales y nutritivas en busca de una presencia más fluida.

Entre los beneficios de la miel más conocidos está la de aliviar infecciones de garganta y faringe por su efecto demulcente (acción protectora local, igual que hacen las mucosidades en las membranas mucosas). Las propiedades expectorantes de la miel completan su actividad medicinal en todo tipo de afecciones respiratorias tanto infeccioso o irritativo.

Por sus enzimas, que la hacen un alimento digestivo, y su elevado contenido en azúcares de diversa velocidad de absorción resulta un alimento muy indicado en caso de fatiga física o para deportistas.

Información adicional

Tamaño

0,5 Kg, 1 Kg